Las leyes que protegen de la sobreexposición en la red y el sharenting a los menores


Las imágenes de menores en Internet es un tema complejo y no exento de polémica, debate y encontronazos. En Born To Be Pank, la comunidad de titas y titos molones, nos preocupamos por la seguridad e intimidad de nuestros sobrinos y es por eso que me parecía interesante y muy necesario crear este artículo.

Pero no vengo a hablar de opiniones sino de leyes, que al final del día son las que establecen el marco de lo que sí se puede y no se puede en este país.

Y como yo no soy experta en leyes, me he asesorado con el equipo de Internet Segura For Kids (is4k) y su Línea de Ayuda 900 116 117. Es el Centro de Seguridad en Internet para menores de edad en España y que tiene por objetivo la promoción del uso seguro y responsable de Internet y las nuevas tecnologías entre los niños y adolescentes.

¡Empecemos!

sobreexposicion de menores
Pic by Maxime Bhm

.

La LOPD y la RGPD

Según el Reglamento (UE) 2016/679, de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos (conocido como el RGPD)

Cualquier información concerniente a personas físicas identificadas o identificables se considera un dato de carácter personal

Por lo tanto, las fotos, los vídeos y los audios de una persona (recordad que los niños/as son personas) son considerados un dato de carácter personal porque permite identificar a dicha persona.

E incluso si la cara de esa persona no se ve pero existen otros elementos que pudieran identificarla de una manera muy clara (por ej. tatuajes, complementos, etc.) también estaría protegida por esta ley.

De hecho, y esto es muy interesante, cualquier conjunto de datos que por separado no permitan la identificación de una persona pero sí en su conjunto también son considerados datos de carácter personal.

La LOPD no es aplicable a particulares pero sí a profesionales y establece que los datos de carácter personal no pueden ser tratados por terceros libremente sin consentimiento expreso. Es decir, un profesional incumple la ley si comparte un dato (foto, vídeo, audio…) de una persona sin su consentimiento o, en el caso de los menores de 14 años*, el consentimiento de los tutores legales de esa persona.

Podríamos pensar, entonces, que un particular sí que puede compartir esos datos sin consentimiento. Pero estaríamos equivocados pues la Ley Orgánica 1/1982 de 5 de mayo, sobre protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, es la que realmente impide el uso de la imagen de otra persona sin su consentimiento expreso, incluso si es para uso particular o no profesional. Hablaremos de ella más adelante.

Hay que tener en cuenta que la compartición de datos personales no solo tiene una consecuencia legal sino que, como bien nos explica el equipo de is4k, pueden afectar a la privacidad y reputación de las personas. Nos hablan de daños en la reputación, riesgos para la seguridad personal, ciberacoso y algún elemento más.

*Nota: los mayores de 14 años pueden dar su consentimiento para el uso de sus datos personales, según el Artículo 13.1 del Real Decreto 1720/2007. No obstante, llegado el caso, los padres también pueden recurrir a la Patria Potestad en caso de ser necesario intervenir en la gestión de dichas publicaciones. Existe en marcha una reforma al respecto que plantea rebajar esa edad a los 13 años.

Sobreexposición de menores
Pic by Max Goncharov

.

El derecho a la propia imagen en la Constitución Española

Los niños y niñas no “son” de sus progenitores o tutores sino que son personas por sí mismas.

Y sé que esto es muy obvio pero la frase: “mis hijos, mis normas” ha hecho mucho daño.

Por lo tanto, al ser personas, son titulares de derechos propios como, por ejemplo, el derecho fundamental a la propia imagen recogido en el Artículo 18.1 de la Constitución Española:

1. Se garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

Y que se especifica como irrenunciable, inalienable e imprescriptible según la Ley Orgánica 1/1982.

Traduzco: Los niños y niñas tienen derechos sobre su propia imagen, sobre su intimidad personal y también sobre su honor. Y si compartes una foto/video/audio en tu red social (sea pública o privada) y alguien lo usa sin tu consentimiento está incumpliendo la Ley 1/82 de protección de la propia imagen. Incluso si es para uso particular o no profesional.

Además, si lo hace una empresa o un particular con fines profesionales, también estará incumpliendo el RGPD, como hemos visto más arriba.

Este acto puede ser considerado una intromisión ilegítima y, según el artículo 7 de esta Ley: “Tendrán la consideración de intromisiones ilegítimas (…): 5. La captación, reproducción o publicación por fotografía, filme o cualquier otro procedimiento, de la imagen de una persona en lugares o momentos de su vida privada o fuera de ellos, salvo los casos previstos en el artículo 8.2.”. Esto último se refiere a personas que ejerzan cargos públicos o fotografías de un acontecimiento público en la que aparezcan personas particulares de fondo o de forma accesoria.

.

sharenting
Pic by rawpixel

.

El sharenting

Incluida en el diccionario británico Collins en 2016, la palabra sharenting se refiere a la sobreexposición de los menores en las redes sociales de sus padres y madres. Y, añado: también en las de cualquier familiar adulto: abuelos/as, tíos/as

Madre reciente tiene un genial artículo sobre el tema en el 20 minutos que os recomiendo leer para ampliar información.

Y es que los peques nos parecen tan geniales, ingeniosos, divertidos… que nos morimos de ganas de compartir sus fotos y así demostrar nuestro orgullo y amor con los demás.

Pero es ahí cuando choca el derecho de los adultos (ma/padres, titos/as, abuelos/as…) a la libertad de expresión y el derecho de los niños/as a… todo lo que comentaba en las leyes de arriba.

Según la pediatra Keith Bahareh

El sharenting está robándole al niño el derecho a formar su propia identidad”.

Es decir, es estamos creando una identidad a los niños/as de la que ellos no son partícipes y de la que, años más tarde, pueden avergonzarse o arrepentirse.

Por eso es importante pensar en la posible repercusión que podría tener esa foto en la vida futura del menor y, en base a ello, decidir si publicar o no esa imagen.

.

Sharenting
Pic by Nam Hoang

Las fotos de clase

Los profesionales… ¿Pueden hacer fotos a los alumnos?

Como hemos dicho, está fuera de la legalidad publicar fotos de menores de 14 años sin el permiso expreso de sus padres o tutores.

Por lo tanto, para compartir en tus redes sociales la foto de grupo de la actuación de final de curso necesitarás el consentimiento por escrito de los tutores legales de todos los niños/as. O, en su defecto, deberás asegurarte muy bien de que no se puedan identificar a los niños/as.

Además, aunque tuvieras la autorización, ésta no es permanente y sí es revocable por lo que, en el momento que una familia te pida retirar o borrar una determinada imagen o vídeo, debes hacerlo.

Para los profesionales del ámbito educativo os aconsejo que consultéis la Guía para centros educativos de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

En este documento se especifica que el equipo educativo sí tiene permitido hacer fotos y vídeos a los alumnos siempre que exista una finalidad justificada (informativa, académica…).

Pero solo está permitido enviar la foto a los padres si únicamente sale su hijo. Si salen otros niños y alguno de sus padres no ha dado la autorización, también habrá que pixelar u ocultar de alguna forma la imagen de este último.

Se recomienda que la publicación de fotos y vídeos en la web de los centros tenga lugar en un espacio privado, al que se acceda mediante identificación y contraseña.

Y los padres y madres… ¿Pueden hacer fotos en los actos escolares?

Pueden hacer fotos en las que aparezcan sus hijos/as pero no en las que aparezcan los demás niños/as ya que el derecho a la propia imagen tiene dos vertientes: por un lado la captación de la imagen y por otro la divulgación de la misma. Se requiere autorización en ambos sentidos.

Para no alargarme con este tema, podéis encontrar más información en el artículo de is4k “Fotos en el cole, ¿sí o no?”, así como la guía para centros educativos Tú decides en Internet.

Sharenting
Pic by Marcus Wallis

.

Y para reflexionar…

Los píxeles no protegen la intimidad

Me ha resultado muy interesante este artículo de Bebés y más en el que Lola Rovati nos hace reflexionar sobre los casos de menores a los que los medios de comunicación han pixelado su cara durante años pero que, en realidad, conocemos todo de ellos. Es el caso, por ejemplo, de la hija de Belén Esteban.

Sus caras han sido protegidas tal y como indica la ley pero… ¿Y su derecho al honor y a la intimidad?

No conocemos sus caras pero conocemos información mucho más íntima que les configura una identidad de la que ellos no han formado parte activa.

Y este ejemplo es aplicable a los hijos/as, nietos/as, sobrinos/as… de todas las personas que compartimos nuestra vida en las redes sociales.

La privacidad de los niños españoles está defendida, entre otras, por la Ley española de Protección del Menor, el Reglamento de Protección de Datos de la Unión Europea y la Convención de Derechos de los Niños. Y nos la pasamos por el arco del triunfo.

Sharenting
Pic by Charlein Gracia

.

Pero juzgar es lo fácil y debatir es lo difícil

Lo fácil sería decir que los adultos que comparten algún dato de los menores son todos unos irresponsables y que se están cargando la identidad e intimidad de esos niños/as.

Lo difícil es encontrar un equilibrio natural entre el extremo de destrozarle la vida a un menor por sobreexposición en los medios y el extremo de que no se conozca de su existencia.

El mismo Gerard Piqué pidió a la prensa en una entrevista en El País que no pixelaran la cara de su hijo:

Yo no quiero que a mi hijo le saquen con la cara pixelada. Tendrá nueve años, mirará la revista y dirá: ¿No tengo cara, yo no soy nadie? Por eso decidimos presentarlo nosotros y punto.

Siempre que nos mantengamos dentro de la legalidad, el debate estará ahí. Y si salimos de la legalidad entraremos en la vía judicial.

sharenting
Pic by rawpixel

La vía judicial

En caso de conflicto la parte afectada puede recurrir a la vía judicial, siendo el juez quien decide si compartir esa imagen es perjudicial para el menor o si es ilícita. En estos casos, el juez tendrá en cuenta el alcance de la publicación, primando siempre el interés superior del menor (art. 2 de la Ley Orgánica 1/1996 de Protección jurídica del menor).

Ya se han dado casos de hijos que denuncian a sus padres por publicar fotos de ellos en internet y es que una sobreexposición de un menor en las redes sociales puede ser considerada como una situación de desprotección por parte de los padres o tutores legales.

Y si cualquier persona de la comunidad considera que un menor está en situación de desprotección tiene la obligación de comunicarlo a las entidades competentes. Tal y como lo indica la Ley Orgánica 1/1996, de Protección Jurídica del Menor.

Si consideramos que un menor puede encontrarse en una situación de peligro o riesgo debido a una publicación, o que ésta pueda perjudicar su dignidad, cualquier persona puede solicitar información en el Canal del ciudadano de la Agencia Española de Protección de Datos o llamar a su teléfono de contacto 91 266 35 17, así como reclamar la retirada de la publicación a la red social a través de los Centros de seguridad.

is4k

.

¿Necesitas más información?

Para elaborar este artículo yo me he asesorado en is4K, proyecto liderado y coordinado por la Secretaría de Estado para el Avance Digital (SEAD).

Os recomiendo su Línea de Ayuda gratuita y confidencial para consultar o ampliar detalles sobre este asunto o cualquier otro que os pueda preocupar sobre los menores y su relación con Internet. Es una línea atendida por psicólogos especializados para proporcionar pautas, consejos y recursos.

.

Y hasta aquí el post de hoy. Espero que os haya resultado interesante y que al menos algunas de vuestras dudas queden resueltas.

Si tenéis alguna pregunta podéis dejarla en los comentarios de más abajo.

.


Este post se podría haber titulado

  • La identidad digital infantil
  • Los niños sin cara
Pic by Markus Spiske
sobreexposicion de menores

2 comentarios en “Las leyes que protegen de la sobreexposición en la red y el sharenting a los menores

    1. Es importante tener la información y ser responsable con lo que se comparte.
      Hay que saber los peligros que comporta y, a partir de ahí, cada uno tomará sus decisiones.
      Gracias por comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Cati Hernández + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web borntobepank.com + info