¡Malbenditos catálogos de juguetes de Navidad!


¡La Navidad ya está aquí!

Y cada año aparecen en casa los malbenditos catálogos de juguetes. Benditos porque nos hacen estar al día de los juegos y juguetes que están de moda. Malditos porque la oferta es tan grande que los peques se vuelven locos marcando cientos de juguetes que no llegarán nunca a casa.

Y con la aparición de los catálogos las redes se llenan de quejas porque muchos creemos que la mayoría de ellos no representan la realidad social actual.

Por resumir, creo que las peticiones se podrían englobar en 5 grandes categorías:

  • Estereotipos de género: Queremos ver a niños jugando con muñecas, purpurina y maquillaje; y niñas jugando con coches, construcciones y robótica. Así como niñas jugando con productos azules y niños haciéndolo con productos rosas.
  • Diversidad cultural: Niños y niñas de orígenes culturales distintos
  • Diversidad generacional: Personas adultas y mayores jugando junto a niños y niñas
  • Diversidad familiar: Heteroparentales, homoparentales, multiculturales…
  • Diversidad funcional: Niños y niñas con discapacidad.

.

Ya hace años que esas peticiones se repiten a cada Navidad y algunas marcas han cambiado sus catálogos para dar una visión de la sociedad más real.

Es el caso de Toy Planet, bastante conocidos en las redes por publicar catálogos representativos de la diversidad social actual.

Según nos ha explicado Amparo Dominguez, directora de marketing en Toy Planet, cuenta con la ayuda de una maquetadora, una diseñadora y un fotógrafo para elaborar un catálogo de más de 1200 productos.

Los niños/as y adultos que vemos en el catálogo no son modelos sino que son personas vinculadas a la empresa (trabajadores y sus familiares). Y gracias al convenio de colaboración con Down España, también podemos ver niños/as con síndrome de Down jugando en el catálogo.

A parte de exponer los productos, entienden el catálogo como una herramienta para transmitir valores e intentan romper los clichés habituales en este tipo de publicidad.

En 2014 publicamos nuestro primer catálogo inclusivo a partir de la demanda de los clientes y seguidores en redes. Desde entonces el objetivo de nuestro catálogo es normalizar el juego para todos, sin discriminaciones.

Si echáis un vistazo al catálogo, rápidamente identificaréis algunos de los mensajes que quieren transmitir:

  • Jugar no tiene edad

Toy planet dad  Toy planet grandma

  • Los juguetes no tienen género

toy planet kid Toy planet girl

  • Las personas con discapacidad forman parte de nuestra sociedad

Toy planet downToy planet down girl

Ante la pregunta: ¿Elaborar un catálogo más inclusivo reporta en ventas?, Amparo Domínguez se sincera:

Un catálogo de estas características no reporta en ventas. Pero, lamentablemente, tiene mucha repercusión, también a nivel internacional, al ser diferente al resto y transmitir unos valores muy demandados por la sociedad.

Hay que admitir que no es un catálogo perfecto puesto que, por ejemplo, la diversidad cultural no se refleja en ninguno de los niños/as o adultos. Los muñecos son la mayoría de piel clara (excepto Vaiana y una Jagget). Y tampoco hay ninguna imagen de familia homoparental o multicultural.

Aún así, hay que reconocer que han avanzado mucho, que son conscientes del impacto que tienen en los más pequeños y que cuidan los detalles.

¡Seguid así, Toy Planet!

.

Otra marca que va por buen sendero es la Cooperativa Abacus quienes este año han lanzado la campaña #SomosLoQueHacemos (#SomElQueFem) con el titulo “Esta Navidad, no compres estereotipos“.

Han inventado un juguete que no existe: Adam, un muñeco diseñado para los niños (varones). Y lo han hecho para hacernos reflexionar sobre los estereotipos y prejuicios que tenemos como sociedad.

En la caja de Adam (2€) encontramos un manifiesto con 10 puntos para una Navidad sin estereotipos, unas gafas para tener una mirada transformadora y, además, colaboramos en el programa enCORatja’t de Fundesplai.

El manifiesto tiene puntos tan interesantes como:

3. Las niñas podremos jugar a perseguir dragones como los niños. Estos podrán pedir auxilio sin riesgo de poner en peligro su honor o el postre.

4. La sensibilidad no es de mujeres, es humana. Reivindicamos una Navidad con derecho a llorar, a compartir nuestros miedos e inquietudes incondicionalmente.

7. Nos reservamos el derecho a pintarnos la cara sin restricciones de color o forma, siempre y cuando no manchemos las cortinas o el sofá.

En el catálogo encontramos secciones nada típicas como por ejemplo: “La imaginación no tiene género”, “Colores para todos” o “Libros y libres”. Con estas secciones pretenden que su catálogo sea algo más que una exposición de productos:

Nos cuestionamos tradiciones como los colores, los roles de género y la segregación de estudios por sexo. Fomentamos el juego social y colaborativo e invitamos, a través de la lectura, a cultivar la empatía y romper con los prejuicios heredados social e históricamente.

Todo en su campaña pinta muy bien pero… al ojear su catálogo son pocas las imágenes de niños y niñas jugando y abundan las fotos de exposición de producto.

Con este diseño creo que han perdido una buena oportunidad para poner en práctica su lema “No compres estereotipos”. Aunque el catálogo nos muestra a un niño cuidando de un bebé y a una niña equipada con un cinturón de bricolaje, en sus más de 100 páginas no hay muchas más referencias fotográficas en contra de los estereotipos.

Como decimos, la falta de fotos de personas jugando hace que no podamos valorar la diversidad generacional, familiar, cultural y funcional de los protagonistas, aunque en cuanto a la diversidad cultural, les damos un punto positivo por su colección de Ninos del món formada por muñecos de diferentes rasgos y color.

¡Seguid por ese camino Abacus! Un 10 en creatividad y en impacto de campaña.

.

Pasamos al tercer y último catálogo a analizar que va a ser el de Eureka Kids!

Lo que más me gusta del catálogo de Eureka Kids es que las secciones corresponden a las diferentes franjas de edad (0-1 años, 1-3 años…), lo que hace sencillo escoger un juego cuando no tienes ni idea de si será adecuado para la edad del peque.

Además, en cada inicio de sección nos explican en qué momento evolutivo se encuentran los niños y niñas y nos recomiendan tipos de juegos más favorables para su desarrollo.

Marta Roget, Purchasing Manager de Eureka Kids, nos cuenta que el objetivo que persiguen con su catálogo es…

Explicar a los adultos que los juguetes educativos potencian aspectos pedagógicos que los niños adquirirán mediante el juego, que son un refuerzo en su educación global y por eso procuramos explicarlo bien en nuestros catálogos (desarrollo motor, socioemocional, del lenguaje…)

Dan mucha importancia a que los padres y demás adultos se impliquen en la educación global de los peques y que experimenten y despierten su curiosidad juntos. 

Ante la pregunta “¿Tenéis en cuenta criterios para evitar estereotipos de género?”, Marta reflexiona:

Lo tenemos en cuenta, pero muchas veces cuando quieres sacar una referencia mixta a la venta, la realidad (por mucho que nos pese) es la que es y, desgraciadamente, muchas niñas/padres, se decantan más por el rosa y los niños por colores más primarios.

Nosotros podemos proporcionar novedades y tendencias que es lo que vemos en ferias internacionales pero, en este caso, es un tema que muy personal/familiar, ya que cada padre escoge según su criterio.

En este sentido, en su catálogo podemos ver aún bicis rosas para niñas y azules para niños; niñas jugando a casas de muñecas y niños jugando a casas de bomberos… por lo que creemos que aún queda trabajo por hacer y des de aquí les animamos a apostar por un catálogo sin estereotipos para el año que viene.

También encontramos a faltar en el catálogo a niños y niñas con alguna discapacidad, pero Marta nos aclara que las personas que salen en el catálogo son del propio equipo de trabajadores o conocidos de estos y que:

Es algo que hemos pensado, pero nos parece forzado “buscar” intencionadamente, puede parecer que tratamos de sacar un rédito comercial y no es nuestra intención.

Entrevistamos también a Irene Serrat, fotógrafa en Eureka Kids y encargada de las fotografías de sus últimos 6 catálogos. Más allá de fotografiar el producto, Irene nos cuenta que se centra en buscar la naturalidad de la foto, la espontaneidad del momento y las expresiones.

Según su visión, es necesario que los niños y niñas a fotografiar tengan actitud porque, al tener un timing ajustado para hacer las fotos, se necesitan niños con ganas. Confiesa que le gustan los niños muy movidos porque son los más expresivos, no tienen vergüenza y se dejan llevar. Así es como salen las fotos más naturales.

Durante las sesiones de fotos, los niños realmente están jugando con los productos y es por eso que las expresiones son tan naturales: Una vez que está la escena preparada y el juguete puesto, les dicen: “¡A jugar!”. Y van haciendo las fotos para captar la expresión de la cara, evidentemente sin perder de vista el producto.

Más allá del catálogo, Marta Roget nos deja un mensaje para reflexionar…

Los niños deben tener suficiente tiempo para jugar, con juguetes con los que puedan experimentar, tocar, oler… Es muy importante jugar en familia, crea lazos emocionales mucho más fuertes y que la calidad no debe obviarse: es preferible tener menos juguetes pero de mejor calidad.

Verdad verdadera, ¿No creéis?

.

¡Llegamos al final de reportaje! Y, aunque ha sido más largo que de costumbre, espero que se os haya hecho ameno!

Podríamos haber analizado muchos más, de echo, tenía en mente Juguettos, Imaginarium, El Corte Inglés… pero tenía que cortar en algún momento porque esto, más que un post, empieza a ser un reportaje de investigación a lo Glòria Serra.

Mi objetivo al hacer este post era que reflexionásemos sobre la importancia de los catálogos y los mensajes que transmitimos a la sociedad (y a los peques) a través de ellos.

Os he traído el ejemplo de tres marcas que van por el buen camino y que, aunque no son perfectas, están librando sus pequeñas batallas para hacer del sector del juguete un lugar menos estereotipado.

Lo fácil hubiese sido criticar los catálogos y lamentarnos de lo mucho que nos queda por aprender. Pero en Born To Be Pank somos más de valorar los pequeños pasos y animar a seguir caminando por el buen camino.

¡Gracias a Eureka Kids y Toy Planet por prestaros a nuestras preguntas!

¡Y a ti por leer hasta el final!

Ya sabes que más abajo tienes el apartado de comentarios para aportar lo que te venga en gana sobre este tema. Somos todo ojos para leer tus comentarios!

Y si te ha gustado, recuerda que compartir es de guapas y guapos ; )

.


Este post se podría haber titulado:

  • Dejad que los catálogos se acerquen a mí
  • Catálogos de Navidad que son bien
Photo by Ben White

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Cati Hernández + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web borntobepank.com + info