Mis cinco experiencias como tita, por Pilar de Pocholate Kids


Hoy contamos con la colaboración de Pilar Herráez, co-creadora de Pocholate Kids y Pank de cinco sobrinos, quien nos explica su experiencia como tita. En sus palabras encontraréis mucha sinceridad y realidad porque nos explica tanto lo bueno como lo malo de ser tita y de sus experiencias como tal.

Os dejo con sus palabras y espero que os guste tanto como a mí, que me emocionó al leerlas.


La verdad es que nunca, hasta este momento, había pensado en qué significa para mí la experiencia de ser tía, y he tenido que pararme a reflexionar.

De las 5 experiencias como tía que he tendido, todas, por las circunstancias en que se han dado, han sido muy diferentes.

Yo fui tía por primera vez hace 17 años de un niño que nadie esperaba, de unos padres que estaban separados en ese momento. Cuando mi hermano me lo dijo, solo pude sentir pena por él y por ese niño, ya que no venía en el mejor momento ni en las mejores circunstancias. Decidieron seguir adelante y los pocos años que pude ejercer de tía fueron, para mí, de descubrimiento.

Yo nunca había sentido ningún tipo de interés por los niños, la verdad. El nacimiento de David supuso para mí estar por primera vez cerca de un niño y eso fue una experiencia única. Al poco tiempo, tanto mi marido como yo nos enamoramos de ese pequeño de pelo rizado y rubio y carita angelical. Lo llevábamos con nosotros a hacer excursiones, jugábamos con él, le regalábamos de todo…pero esta relación terminó. Hace 14 años que no le vemos, y ha sido muy duro, sobre todo para mi marido que se volcó en él de una manera increíble.

Después vinieron Ángel y a los 11 meses, Yasmina, también hijos de mi hermano. Aquí nuestra relación ha sido genial: se han quedado alguna vez en casa, los hemos llevado de excursión, hemos jugado, reído, hemos descubierto sitios con ellos. Pero, no sé si alguna de vosotras tendrá el mismo tipo de experiencia, muchas veces no es lo mismo tener sobrinos de hermanos que de hermanas, y, desgraciadamente, este verano, después de 13 estupendos años con ellos, volvió a pasar, salieron de nuestras vidas.

La verdad es que estas experiencias te duelen mucho, porque te sientes impotente. Por un lado, no soy su madre, y no tengo ningún derecho sobre ellos, a parte de que la ley a los tíos no nos lo pone muy fácil si una madre o un padre decide que no quiere dejarlos más con la familia de su ex. Eres el “daño colateral” de una batalla entre padres, te sientes frustrada, enfadada, triste y muy decepcionada. Aún estoy en proceso de aceptación, pero, por suerte o por desgracia, no sé si porque el vínculo de tía no tiene nada que ver con el vínculo maternal o paternal, no es algo tan visceral o biológico, sino más de relación y contacto, llegará un momento, como nos pasó con David, que los recordaremos con cariño, pero ya no dolerá.

Con estas experiencias me he dado cuenta de que, desde mi punto de vista, las relaciones tía/o sobrinos, se basan en el contacto, en el día a día. Por mucho que seas tía, si no ves a tus sobrinos, solo son los hijos de tus hermanos, a los que puedes tener cariño, pero nada más. No sé si lo sentís así.

Y, al año de nacer Yasmina, vino Isabel, la hija mayor de mi hermana. ¿Os podéis imaginar lo que es tener tres sobrinos de casi la misma edad? ¡una diversión constante! Nos los llevábamos de excursión con 3, 2 y 1 añito respectivamente, y era como ir con tres duendecillos juguetones, alegres y cariñosos. De esta época recuerdo mucha diversión, y muchísimo amor. La verdad es que todos han sido muy cariñosos, muy de abrazar, de besar, y a mí ¡se me caía la baba! Nunca hasta ese momento, había sentido esa sensación cálida en el pecho, ese quedarme embobada con solo mirarlos.

Realmente fue el único momento en el que Ismael y yo nos planteamos ser padres, pero en realidad, tener tanta relación con ellos, también nos sirvió para darnos cuenta de que lo que realmente nos gustaba era ser tíos. Después de un día de juegos, de no parar, llegábamos a casa y encontrábamos nuestra paz. No teníamos que comernos las gripes, los llantos (recuerdo un fin de semana en particular que nos quedamos con los dos hijos de mi hermano Ángel y Yasmina, cuando eran aún bebes ¡¡¡y no pararon de llorar por la noche porque tenían pesadillas!!!, y recuerdo que yo le decía a Ismael, “yo no puedo con esto, no he nacido para esto”) Y sobre todo, no tenemos que lidiar con la enorme responsabilidad de educarlos y las preocupaciones que conlleva cada edad.

La separación de los padres de los dos mayores hizo que ya no nos viéramos tanto, y enfrió algo la relación, la verdad, pero con Isabel, y su hermana Ainhoa, quién nació cuando ella tenía 4 años, ha ido cada vez a más. Aquí mi experiencia como tía no tiene nada que ver, aquí es donde he sentido lo maravilloso que es ser tía.

Para mí estas dos preciosidades son algo así como las hijas que nunca tendré, e Ismael piensa lo mismo. Con ellas tengo más libertad para todo. Se quedan a dormir en casa muy a menudo, nos las hemos llevado de viaje fuera de España, nos cuentan sus cosas… Las miro y siento por ellas lo que sentía cuando Isabel y sus dos primos eran tan chiquitines y estaban siempre juntos, amor, un amor que cuando les miro me hace sonreír, me hace sentirme en el lugar que quiero estar.

Estamos más involucrados en su día a día, en el sentido de que las llevamos a exposiciones y museos para que desarrollen su lado artístico y empiecen a interesarse por la cultura y a darse cuenta de que esta no está solo en los libros del cole, las llevamos de viaje para que conozcan otras formas de vida y costumbre, aunque sea de pueblos de España muy diferentes a lo que están acostumbradas, y compartimos con ellas nuestros gustos en música y en otras áreas para que tengan muchas opciones entre las que elegir, y no se queden solo con las de sus padres o amigos. Eso sí, sin imposiciones nunca.

Las vemos crecer día a día, porque no pasa más de una semana sin verlas. Forman parte de nuestro día a día, las tenemos muy en cuenta para organizar nuestro ocio, en definitiva, son una parte importantísima de nuestra vida. Y lo bueno es que, como tíos, vivimos la parte positiva y bonita de su crecimiento, pero, sabemos que estaremos ahí cuando llegue la adolescencia y sus dudas, para darles nuestro apoyo y cariño tanto a ellas como a sus padres. Pero esto ya es otra historia que os contaré en unos cuantos años…

.

Pilar Herráez

Diseñadora crochet en Pocholate Kids, una tienda online de muñecos handmade inspirados en dibujos de niños. NoMo y PANK. Feliz tía de 4 que disfruta ganchilleando, en la naturaleza, viajando y viendo series.

Pilar es una entusiasta de la belleza de lo hecho a mano, curiosa, perfeccionista y en búsqueda continua de expresar su parte más creativa.

 


Este post se podría haber titulado:

  • Pocholateando con sobris
  • La Pank que pocholatea
Photo de Pocholate kids

2 comentarios en “Mis cinco experiencias como tita, por Pilar de Pocholate Kids

  1. Madre mía Pilar… se me parte el alma. Ha tenido que ser muy duro. Nunca me había planteado esa situación. Debo admitir que me he emocionado.
    Por otra parte me alegro que la vida te haya dado a Isabel y Ainhoa, me siento muy identificada en muchas de las sensaciones que describes. La frase "un amor que cuando les miro me hace sonreír" podría haber salido de mi boca. Yo siempre digo que mi sobrino es mágico, porque cualquier preocupación desaparece cuando estoy con él.
    Me ha encantado leerte y saber más cosas sobre ti.
    Enhorabuena a Cati por este espacio, es genial poder leer las experiencias de otras Panks.
    ¡Un beso enorme a las dos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Cati Hernández + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web borntobepank.com + info