Consejos para colorear de forma creativa

Colorear es una actividad que consiste en pintar con colores un dibujo ya existente y seguramente sea tan antigua como la propia habilidad de dibujar. Aunque no fue hasta el 1880 cuando se publicó The Little Folks’ Painting Book en EEUU, el primer libro de colorear del que se tiene conocimiento, ilustrado por Kate Greenaway.

En los años 60 se empezaron a popularizar y su auge llegó en los 80 con ediciones relacionadas con películas, series y dibujos animados.

Y a día de hoy siguen siendo muy populares porque son un gran pasatiempo entre los más pequeños y por sus múltiples beneficios:

  • Concentración
  • Motricidad fina
  • Creatividad y expresión artística
  • Autoestima
  • Relajación

Pero algo ha cambiado en los últimos años…

Coloreando el Book de Pintapum
Mi sobri pintando el Coloring Book de PinTaPum

Hay niños y niñas que no saben colorear

Y no me refiero que no tengan la capacidad física de colorear, sino que algunos niños/as tienen dificultades para hacerlo de forma creativa, original y libre.

Colorear no es simplemente rellenar de color unos espacios en blanco (con o sin salirse de la línea) sino probar combinaciones de colores, tomar decisiones y buscar la armonía cromática que te satisfaga.

Para ello, es imprescindible colorear «desde la nada», sin limitarse a la realidad o a aquello conocido.

Por supuesto, la realidad es una referencia, pero no debería condicionar cada dibujo que coloreamos porque sino nos estamos limitando a imitar, lo cual es genial para asentar el conocimiento del entorno, pero no para fomentar la creatividad.

Decidiendo colores para pintar
Mi sobri decidiendo los colores para pintar

¿De qué color hay que pintar?

Os pongo un ejemplo real: en mi trabajo tenemos una carpeta con dibujos para colorear y en momentos de juego libre algunos/as peques eligen dibujos y los colorean. Hasta ahí, nada anormal.

Lo que me sorprende ya desde hace unos cuantos cursos es que los/as niños/as me piden que les enseñe en el móvil cómo se pinta ese dibujo.

Por ejemplo, en la carpeta tenemos estas caretas de catrina diseñadas por Tati Ayala y en vez de elegir los colores según sus gustos y la composición cromática que más les satisfaga, me piden que les enseñe una foto de cómo «hay que» pintarla.

Ante mi respuesta: «como tú quieras». Su insistencia: «¿pero cómo es en realidad?». Y ante mi última respuesta: «La realidad es aburrida, inventa». Su cara es de «WTF are you crazy or what?«

Y así en incontables ocasiones y con cualquier tipo de dibujo para colorear e incluso ante un papel en blanco, donde las expresiones «no sé dibujar» o «dibújame tú un corazón» están a la orden del día.

Me preocupa que estos chicos/as no se den permiso a improvisar, a crear, a inventar, a equivocarse… y que se limiten a copiar la realidad, inventada por otros.

Es por eso que he introducido algunos cambios en la carpeta de los dibujos…

Colorear sin referencias reales o conocidas

Mi propuesta es dejar al alcance de los peques libros o imprimibles para colorear que no representen a ningún personaje conocido (Disney, Marvel, DC…) para que puedan pintar libremente sin tener una referencia anterior.

Uno de los coloring books que más recomiendo y que he probado también con mis sobris son los creados por Pintapum. Al ser ilustraciones originales, no se pueden basar en nada conocido y ello les obliga a seleccionar los colores que más les guste en cada momento así como a improvisar.

Además, el packaging de las Minibox es muy cómodo para llevar en el bolso y su mecanismo es muy creativo porque los dibujos se sacan como si fuera un servilletero de bar y ese plus de interacción con el objeto me parece muy ingenioso.

Pintando las pegatinas
Mi sobri pintando las pegatinas de PinTaPum

Conclusiones

No es mi intención alarmar sobre este tema porque, por supuesto, la creatividad no se basa solamente en cómo colorear los dibujos. Por suerte, su desarrollo es mucho más complejo.

Si vuestros peques colorean siguiendo aquello que ya conocen y quieren, por ejemplo, pintar el vestido de Elsa (Frozen) de color azul, tampoco es cuestión de prohibírselo.

Pero sí que podéis proponerles alternativas como las que os he comentado en el punto anterior e, incluso, pintar con ellos/as dando ejemplo de toma de decisiones creativa, original y libre.

¿Qué opináis de este tema? ¡Si tenéis alguna aportación podéis hacérmela llegar en el espacio de comentarios de más abajo!

Colorear creativamente

10 comentarios en “Consejos para colorear de forma creativa

  1. Totalmente de acuerdo con todo lo que comentáis.
    Como profesor de Educación Plástica en Secundaria, cada inicio de curso me encuentro con muchos alumnos que llegan a mis clases cansados de colorear, porque colorean en lengua, en matemáticas, en inglés, en valores, en science… en toda la etapa de Primaria e Infantil. Y todo ello con el añadido de que lo hacen bajo las indicaciones de maestros que no son especialistas en esta materia, pues sólo cuando llegan a Secundaria tienen como profesores a personas que han realizado estudios específicos relacionados con la rama de las Bellas Artes, en el mejor de los casos. Que conste que no quito el mérito a quienes se encargan de estas primeras etapas pues me consta que son muchos los que se preocupan por que los niños disfruten con el arte de la mejor manera posible.
    Y si están cansados de colorear qué voy a decir de dibujar… Es muy raro que el primer día de clase cuando les pregunto quién sabe dibujar más de tres o cuatro por clase levanten la mano.
    En fin, tenemos mucho trabajo por hacer pero no nos rendiremos en el camino.
    Un placer haber pasado por aquí y haber leído tus consejos La tita pank.

    1. Muy interesante tu aportación David, como experto en el tema.
      Como dices, la cuestión es no rendirse. Estar sensibilizados sobre el asunto e intentar devolverles la motivación por las artes plásticas.
      Tenemos trabajo por delante!

  2. ¿Cuando dejan los niños de ser creativos ? que penita …antes era al hacerse adulto cuando uno perdía espontaneidad y creatividad. Y viendo el panorama de hoja en blanco y 3 colores para mezclar ni hablamos !!!. Tu entrada desde luego es para reflexionar sobre esta situación. Cuando veo niños que "pintan" con la tablet pues me entristece, sera mucho más limpio y puedes deshacer pero nada que ver con los beneficios de pintar como siempre se ha hecho con papel y pinturas. Pintar con papel y lapices es una experiencia sensorial, es promover la coordinación ojo-mano, la fuerza y la destreza y la imaginación. Me dan ganas de volver muuuuucho tiempo atrás, soy sentimental alterno el bic 4 colores con el uso de la pluma ( aunque haya que cambiar el cartucho y a veces manche ) y recuerdo con cariño mi plumier de madera.Este producto que nos presentas es muy interesante por el formato y el propósito, tiene un diseño alegre y atractivo. Espero que tus niños lo disfruten mucho.

    1. El tema de colorear en tablet vs en papel también lo quería tocar, porque da para largo también. El ctrl+Z no existe en el mundo real…
      Muy interesante como planteas el pintar como una experiencia sensorial. Totalmente de acuerdo.
      Gracias por tu aportación, Bri!

  3. ¡¡Uffff!! ¡Qué temazo, Cati! Mira, te diría que, como recurso, te pongas a investigar sobre el "Fauvismo", uno de los principales movimientos pictóricos de vanguardia de principios del XX, o del "Expresionismo" (Del Blaue Reiter y cosas de esas…) y que te aprovisiones de unas cuantas láminas características de las obras más representativas (de Matisse, Derain, Vlaminck, etc) o incluso de algunas de las series que hizo Monet, para mostrar a los críos cuando te sueltes esas cosas, y tengas argumentos sólidos como "Mirad, unas obras de famosos pintores de verdad", que usaron el color de una forma nueva y diferente.
    El color debe ser libre, porque es totalmente subjetivo. Ante pretensiones directas -"Dibújame una manzana, que yo no sé…"- yo, antes de resolverla directamente, al menos trataría de ofrecer posibilidades… -"¿Cómo la quieres hacer…? ¿Cuál te gusta? Porque las Golden son amarillas; las Royal Gala son mitad roja, mitad amarilla… Las reineta son de un verde oscuro, tirando a marrón; las Fuji son rojo intenso, las Granny son verdes brillantes, como las que se usan para hacer sidra, etc… O podemos hacer una marrón oscuro, porque esté medio pocha, o a lo mejor es azulada, porque igual está medio congelada… Yo qué sé."- Y así rompes un poco los esquemas de Manzana=rojo. Por ejemplo. Al menos abres un abanico y haces pensar en que siempre hay posibilidades, y hagan lo que hagan puede estar bien, o al menos que no estará "mal" por defecto…

    1. ¡Qué interesante todo lo que recomiendas Sem!
      Miraré el Fauvismo y el expresionismo con otros ojos a partir de ahora y me los "llevaré a mi terreno".
      Como dices, devolverles la pregunta o petición siempre es muy rico y hace que se paren a reflexionar.
      Gracias por tu comentario!

      1. Por ponerte algunos ejemplos rápidos de lo que te digo: busca "La línea Verde", de Matisse; "El puente de Charing Cross" de Derain, "Frischer Tag am Meere" de Emil Nolde, "Restaurant de la Machine at Bougival" de Vlaminck, o las series de las "Houses od Parliament" o de la "Catedral de Rouen" de Monet, que son estos últimos dos, perfectos ejemplos de cómo cambia un ambiente simplemente atendiendo a la dependencia del momento del día o del año en que lo observes.
        😉

  4. Pues creo que tienes toda la razón. No sólo se limita mucho la imaginación de los niños ya desde la guardería o infantil (soy testigo de la charla entre un niño de cuatro años y su profe porque esta última se empeñaba en que el cielo sólo se podía pintar de azul), además se abusa de esta actividad a edades muy tempranas. A mis hijos les hicieron odiarla y no quieren ni oler un dibujo para colorear. Recuerdo que en la guardería nos aconsejaron que les hiciéramos colorear mucho porque lo hacían mal. Con dos años! Y encima ya lo hacían en clase. Bueno, pues ahora lo ODIAN. Pero les flipa dibujar y el hecho de que ellos mismos piensen que lo hacen mal (que lo piensan) no les impide seguir creando escenarios increíbles y sangrientos (son una par de fieras truculentas). Casi el único lápiz de colores que usan es el rojo. Voy a tener que empezar a comprarlo suelto, o packs de gama de rojos. Hay que tener mucho cuidado con lo que les pedimos o dejamos de pedir cuando son chiquititos porque les marca para siempre (O para mucho tiempo).

    1. Gracias por tu comentario Dácil.
      Es una pena que el obligarles a hacer una actividad antes de tiempo ahora les provoque rechazo.
      Anticipar etapas de desarrollo es muy perjudicial para los peques.
      Espero que, con el tiempo y propuestas interesantes, puedan volver a colorear libremente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Cati Hernández + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web borntobepank.com + info