Anécdotas con nuestros sobrinos y sobrinas

El artículo de hoy es muy especial porque con él queremos celebrar los tres años de Born To Be Pank rodeados de lo mejor que ha traído esta comunidad: las personas.

En este artículo vais a leer historias, anécdotas y recuerdos de tías y tíos a los que sus sobrinos/as les han robado el corazón.

¡Empecemos!


David Díaz

El juego que nos une

Cuando mi sobrina Eva tenía 3 años (en diciembre, cumplirá 6), mi pareja y yo estábamos jugando a «1911 – Amundsen vs Scott» (Perepau Listosella, Looping Games).

La peque se acercó a la mesa, se sentó sobre las piernas de mi pareja y comenzó a mirar en silencio como jugábamos.

A los pocos minutos, su mamá le pregunta: 
– ¿Qué haces, Eva?
– Jugar con los titos. 
– Pero, ¿ya sabes jugar tú a esas cosas?

Y la peque, sin contarle nosotros nada, nos contó como se jugaba al juego, concretamente, la mecánica de robar cartas. Ese día nos dejó sin palabras a todos. 


Rocío Cueto

El pequeño cavernícola

Mi sobrino Pedro Luis es un pequeño cavernícola, le encanta gritar y jugar a pegar, pero cuando me ve me saluda con un beso y una sonrisa enorme, así que por mí puede seguir siendo como el pequeño de los picapiedras.

Antes de saber que iba a ser mi ahijado pasé un curso entero cuidándolo por las mañanas, íbamos a la playa a pasear, le di su primera papilla que acabó casi toda entre la mesa, el babero y mi mano, pero quedó inmortalizado para Instagram, le he vestido con pantalones de Aladín, con ropa friki, con traje africano y lo que le queda por disfrazar…

Con él me he reído muchísimo y en muchas ocasiones su risa y sus ganas de estar conmigo han sido mi salvavidas.

Podría contar mil historias con él, pero lo dejaré para cuando escriba mis memorias así que os contaré solo una:

He sido muy pesada con él, como con el resto de sobrinos, para que se aprendieran mi nombre. Y después de muchos, muuuchos meses desde que medio se le entiende hablar insistiéndole y él confundiéndome con otras titas… Recuerdo perfectamente cuando dijo “Madrina Ro”, o eso quise entender yo, de hecho tengo una grabación en el móvil de ese momento.

Ser tita es el mejor regalo que mis hermanos me han hecho en la vida y dudo que pueda llegar a compensarlo, pero por intentarlo que no quede: prometo ser la Tita Ro para mis 20 sobrinos y para todos los que vengan.


David M. Cabal

De mayor quiero ser soltera

Mi sobrina es muy espabilada, probablemente por ser la más pequeña de la familia y andar siempre con sus primos y su hermano que son más mayores.

Con 3 ó 4 años a los sumo a alguien se le ocurrió preguntarle la típica pregunta: «¿Qué quieres ser de mayor?»

Y ella ni corta ni perezosa respondió: «SOLTERA, que son más felices y viven mejor porque hacen lo que quieren.»

Supertajante. Nos quedamos todos flipados y todavía nos reímos al recordarlo.

Sus padres tienen 2 y 3 hermanos y la mitad somos solteros, que suponemos que era en lo que basaba su estudio.

También dijo que iba a tener 200 gatos, lo que nos dejó más tranquilos tras esa muestra de que su inocencia infantil seguía intacta.


Beatriz Pacheco

Jugando con la fotografía

Gracias a la fotografía he pasado momentos con mi sobrino de lo más variopintos y extraños. Desde sentarnos en el museo de la fotografía de Oporto a explicarle cómo funciona una cámara de placas de gran formato, a compartir el proceso de toma y revelado de las primeras fotos analógicas que se ha hecho.

Ha llegado a ir a explicarle a su abuelo lo que es un carrete de fotos y que de ahí dentro van a salir sus fotos y la Tita las va a sacar de ahí en la oscuridad.

Y no sólo eso. Hemos hasta jugado a homenajear a uno de los fotógrafos más relevantes de nuestros tiempos como puede ser el miembro de la Agencia Magnum, Martin Parr. Creo que pocos niños de 4 años piensan en Martin Parr cuando se hacen una foto dentro de un tiburón.

De vez en cuando jugamos a hacernos “fotos mágicas” con las cámaras mágicas de la Tita: Instantfujis y Polaroids. E incluso luego las intervenimos, porque esto hace que se convierta en un juego.


Vigela Lloret

Hace ya 18 años…

Recuerdo cuando nació Angela hace 18 años, la primera sobrina. Yo vivía en Madrid, ella en Altea. Cada viernes que podía, cogía el coche y volaba hacia Altea. Recuerdo llegar sobre la hora de su baño, aparcaba debajo de su casa y rápidamente mi hermana ya tenía preparado su baño y era yo quien ejercía… uau! lo recuerdo como si fuera ahora.

Era un ritual que repetíamos muy a menudo. Me encantaba. El olor, su sonrisa, el calor que el ambiente desprendía, secarla, cremita, vestirla… se convirtió en algo tan nuestro que hasta hoy Angela y yo seguimos repitiendo rituales. Hoy tenemos otros rituales que nos siguen uniendo.

Desde que empezó a estudiar he estado a su lado. Comprendí su necesidad, sabía que la podía ayudar y se convirtió en mi cometido hasta hoy. Y tras todos estos años en los que ella ha progresado y casi independizado, (y es que cada vez es más autónoma, como debe ser), hoy puedo decir que estamos felices pues llegó el momento de decidir Universidad para el próximo año.


Elena, Con mi madrina

Promesas cumplidas

Jamás olvidaré aquel 18 de Junio. Me encontraba en Madrid estudiando los últimos exámenes de la carrera y recibí una llamada de mi madre a 600km. Se iban al hospital, mi hermana iba a dar a luz.

¡Me cojo el primer vuelo y voy, mamá! No hagas el tonto, me contestó. ¿Vas a echar por tierra todo lo que has estudiado? Estás sólo a 3 exámenes de terminar la carrera.

Todavía no sé ni cómo me pude concentrar pero me quedé en Madrid una semana más para terminar el curso.

Me había perdido el nacimiento de mi sobrino, pero ese día hice una promesa, pasase lo que pasase iba a estar en TODOS sus cumpleaños.


Cristina García

Somos tribu

Es muy curioso porque el día que conocí a mi sobrina sentí algo que nunca había sentido antes. Sentí que formaba parte de nuestra tribu. Fui consciente de que estaría con nosotros para siempre, que vendría a todas las celebraciones, que era y es una de las nuestras.

A día de hoy le dedico muchas horas a mi sobrina. Quiero estar implicada en su vida. Cuando me ve y corre para abrazarme es una pasada y espero poderla acompañar toda la vida.


Gloria Labay, La vida sin hijos

Viaje de chicas

Como cada año y este ha sido el cuarto, he ido de «Viaje de Chicas» con mis sobrinas. 7 días y 7 noches nosotras, 3 niñas y yo. Para lo bueno y para lo malo, que se dice…

¿Pero realmente hay malo?

Bueno, para una mujer sin hijos como yo, sumergirse durante una semana en el trepidante mundo de maternar, con todo lo que ello supone, es un cambio bestial en la rutina de una persona que solo se debe a si misma, y a su pareja en todo caso.

Hay mucho trabajo de organizar, planificar actividades, preparar desayunos, comidas, meriendas y cenas… No se saltan ni una!!

Todo eso junto a vigilar su seguridad, mediar en sus disputas, curar pupas y dar consuelo cuando lo necesitan. Osea que para mi es como entrar en otra dimensión.

Realmente hago unas vacaciones de mi misma, de mis preocupaciones, de mis temas habituales. Es un descanso en ese aspecto y lo agradezco. Todo pasa a segundo plano ante la vorágine que supone esta pequeña tribu de enanas.

Me da mucha alegría verlas disfrutar, relacionarse entre ellas y con los demás. Y siempre hacemos nuevas amistades!!


Espero que estos pequeños relatos os ayuden a entender más a esta comunidad de tías y tíos molones a los que se nos cae la baba con nuestros sobrinos.

¡Y que podamos celebrar muchos cumpleaños más!

¡GRACIAS por estar siempre al otro lado!


anecdotas sobrineando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Cati Hernández + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web borntobepank.com + info