Diversidad y colores de la piel: ¿Me dejas el color carne?


Aún hoy escucho a los niños de mi trabajo frases como:

  • ¿Me dejas el color carne?
  • ¿No hay color carne?
  • ¿Dónde está el color carne?

.

En mi centro no hay color carne

Lo he hecho desaparecer. Ese lápiz de color rosado o anaranjado ha sido guardado hasta nuevo aviso. Hay colores. Todos los colores que queráis. Pero no hay color carne.

¿Lo habéis probado alguna vez? Es un gran experimento. Y os voy a contar las reacciones que han habido:

Indignación

Esta fue la reacción más presente: ¿Pero cómo no va a haber color carne? ¿Y cómo voy a pintarle la cara a Elsa (por ejemplo)? Pues vaya tela. Y demás quejas…

Creatividad

Algún niño me sorprendió pintando con el color rosa bien flojito e incluso añadiendo color blanco para asemejarlo lo más posible al mal llamado color carne. Ante un reto, encontraron una solución alternativa. Bien por su creatividad.

Adaptabilidad

Y a una minoría de niños les dio totalmente igual el color con qué pintar la cara a su personaje. Simplemente, eligieron otro color.

.

Probadlo en vuestras aulas, centros o en casa; me encantará conocer el resultado del experimento.

Colores Ubuntuland

.

¿Y por qué estoy HARTA del color carne?

Porque yo no tengo ese color de piel, ni tú, ni nadie. Es un color elegido tradicionalmente para pintar cualquier piel. Y, a riesgo de que me llaméis exagerada, diré más: no es un solo color. Es la representación de la supremacía blanca en el mundo. Venga, ya lo he dicho. Podéis criticarme a gusto en los comentarios.

Cuando una persona me habla no me fijo en el color de la piel sino en el color de sus sentimientos. Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen, o su religión. (Nelson Mandela)

Pero antes de eso, os recomiendo ver este Ted Talk de Angélica Dass presentado su proyecto Humanae sobre los colores de la piel. Son 10 minutos magníficos y entenderéis perfectamente de qué os hablo:

 

 

Como habéis visto, el proyecto fotográfico Humanae de Angélica Dass pretende concienciar sobre la diversidad de colores que presenta la piel humana con un objetivo muy claro: dejar de clasificarnos y empezar a aceptarnos como somos, sin prejuicios. Empezar a entendernos como una unidad, poniendo el foco en todo lo que nos une como humanos y no en todo lo que nos separa como blancos, negros o amarillos.

Es un mensaje precioso (y muy necesario) y Angélica tiene un arma muy poderosa: la fotografía.

Vivir en cualquier parte del mundo hoy y estar contra la igualdad por motivo de raza o de color es como vivir en Alaska y estar contra la nieve (William Faulkner)

.

Os propongo un reto

Replicar con vuestros niños (sobrinos, hijos, alumnos…) el taller de colores de la piel que ella lleva a cabo en las escuelas: que cada niño pueda escoger el color más parecido al de su piel y que se dibuje, pintando también el fondo del papel con su color.

colores ubuntuland

Yo lo hice, y para ello usé las cajas de colores de Ubuntuland que cuentan con ocho tonalidades de colores que van del rosa más clarito al marrón más oscuro. Cada niño eligió el color más parecido a su piel y se dibujó.

Aquí tenéis algunos de los resultados:

dibujos con colores ubuntuland

Si queréis hacer el reto como yo lo hice, podéis encontrar las cajas de colores de Ubuntuland en el enlace que os pongo a continuación. Altamente recomendables los packs de aula y escuela:

En la web de Ubuntuland, además, encontraréis guías con actividades para trabajar temas tan importantes como la inclusión, la autoestima, la identidad…

 

¿Qué os ha parecido este proyecto? ¿Intentaréis alguno de los experimentos? Contadme en los comentarios ; )

.

Nuestra verdadera nacionalidad es la humanidad (H.G. Wells)

.


Este post se podría haber titulado:

  • Y colores en la piel descubrir
  • Para pieles, colores

.



colores ubuntuland

2 comentarios en “Diversidad y colores de la piel: ¿Me dejas el color carne?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *